Conozca cómo es el procedimiento para registrar una patente en la Superindustria

Las solicitudes de registro de nuevas patentes a nivel mundial crecieron 0,3 % en 2022 hasta alcanzar un récord de 278.100 peticiones, según la Ompi.

Pero si a usted se le ocurre una gran idea ¿sabe cómo patentarla en Colombia? Para adquirir una patente es necesario presentar una solicitud ante la SIC. En la solicitud se debe indicar el tipo de patente a solicitar, el título, el resumen y la descripción de la invención con una o más reivindicaciones, la información del solicitante y, en caso de ser necesario para la comprensión de la invención, dibujos de la misma.

“En caso de que el inventor sea distinto al solicitante, como sucede cuando la patente se solicita a nombre de una empresa (considerando que los inventores solo pueden ser personas naturales), debe incluirse la información de los que tuvieron la idea y el documento de cesión del derecho a la patente entre el inventor y el solicitante”, aseguró Camila Ramírez, asociada del área de propiedad intelectual de PPU.

Además, debe tener en cuenta que la SIC año a año establece unas tasas para poder obtener la patente. Entonces, para la solicitud de patente de invención (contiene el derecho a presentar las 10 primeras reivindicaciones) le puede costar entre $98.000 y $121.500, dependiendo de si realiza el trámite en línea o en físico.

La reivindicación adicional para patente de invención (a partir de la undécima reivindicación) tiene una tasa de $49.500​ en línea y $58.500 en físico. Y, en caso de que requiera la solicitud de examen de patentabilidad, puede costar $1,5 millones o $1,8 millones. “Hay unos descuentos especiales cuando el inventor se gana el premio al innovador del año”, aseguró Carlos Riveros, director del área de propiedad intelectual de Riveros Victoria.

De acuerdo con lo dispuesto por la Decisión 486 del 2000 de la Comunidad Andina (norma comunitaria que regula el derecho de propiedad industrial en Colombia), la patente confiere a su titular un monopolio temporal para explotar una invención particular de forma exclusiva en el mercado.

El derecho de patente, también le otorga la facultad a su titular de impedir usos no autorizados de la invención por parte de terceros. Cuando en la patente se reivindica el producto, no se podrá fabricar, tampoco se puede ofrecer en venta, vender o usar; ni se podrá importar para alguno de estos fines.

Cuando en la patente se reivindica un procedimiento, no se podrá emplear el método ni fabricar el producto.

“Hay usos por parte de terceros que se encuentran excluidos de la protección de patente y, por tanto, no requieren de autorización de su titular, tales como los actos realizados en el ámbito privado y con fines no comerciales y los actos realizados exclusivamente con fines de experimentación, enseñanza o de investigación científica o académica”, explicó Ramírez.

Una invención puede ser definida como la solución material que se da a un problema técnico y se obtiene como resultado de un esfuerzo intelectual. Por tanto, las patentes pueden ser de invenciones de un producto, aquellas que revisten una forma tangible, por ejemplo, máquinas, equipos, aparatos, dispositivos, etc.

Además, el producto puede ser independiente en sí mismo o formar parte de otro.

“También pueden ser invenciones de procedimiento, es, en general, una solución consistente en una secuencia de etapas conducentes a la fabricación o preparación de un producto”, explicó Juan Carlos Monroy, socio de Copyright Abogados.

Un ejemplo es la patente sobre la invención de un “Ladrillo Ecológico” hecho a partir de residuos orgánicos y reciclados, concedido a la Universidad del Valle en 2005. Y de una patente de proceso, es la invención de un procedimiento para la producción de biodiesel a partir de aceites usados, concedida a la Universidad Nacional de Colombia en 2007, según explicó la asociada de PPU.

El producto o procedimiento debe ser novedoso, es decir que no exista en el mercado global; que posea un alto nivel inventivo; y que tenga aplicación industrial. La protección de las patentes de invención se concede por 20 años.

Sin embargo, existen unas excepciones y limitación que pueden hacer que el periodo de explotación económica sea menor”, explicó Riveros.

Algunas de ellas son: la licencia obligatoria, es una medida de carácter restrictivo, en la que se faculta a los gobiernos a otorgar a favor de terceros el uso del conocimiento y explotación de la patente, sin el consentimiento del mismo titular; la no explotación o indebida explotación, el titular de la patente corre el riesgo de perder sus derechos sobre su patente por la no explotación de la misma; negativa a conceder licencias por parte de los titulares, puede perjudicar negativamente la disponibilidad del producto patentado, “esta negativa puede estar basada en preocupaciones legítimas, como la calidad del producto o la protección de secretos comerciales, pero también puede deberse a motivos de interés particular”, concluyó Riveros.

Fuente:

Asuntos Legales

Compartir: