Consejo Nacional del Trabajo: los retos de generar consensos entre sindicatos y empleadores

Betssy Chávez, ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, anunció que la próxima semana se reactivará el Consejo Nacional de Trabajo y Promoción del Empleo (CNT). El mensaje fue transmitido durante la última conferencia de la Presidencia del Consejo de Ministros, realizada el miércoles pasado.

El CNT es un mecanismo de diálogo social y concertación en el plano laboral, adscrito al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE). Está integrado por los representantes de la cartera, así como por cuatro gremios sindicales de trabajadores y seis empresas privadas.

El objetivo de este espacio es realizar reuniones colaborativas entre el Gobierno, los representantes de los trabajadores y de sus empleadores, buscando resolver mediante el diálogo las políticas que se tomarán en materia de trabajo, promoción del empleo, capacitación laboral y de protección social.

El CNT no sesiona desde el Gobierno de Martín Vizcarra, cuando se convocó a inicios de abril del 2020 para encontrar soluciones en el ámbito laboral debido a la pandemia.

“Desde la cartera de trabajo hemos continuado con una serie de reuniones importantes, [como] con Confiep y la Sociedad Nacional de Industrias. Esto a fin de dos puntos, para que la próxima [esta] semana se reactive el CNT”, señaló Chávez en la referida conferencia.

Esperanza moderada

En comunicación con El Comercio, los representantes de los sindicatos de trabajadores comentaron sus expectativas respecto a la reapertura de la CNT. “Entre 2017 y 2018 llegamos a la conclusión de que ese espacio no daba ningún resultado positivo a los trabajadores. […] El Gobierno dice que va a llamar a un reunión. Si es así iremos y daremos nuestra posición”, afirma Gerónimo López, secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).

Con mayor optimismo se mostró Julio César Bazán, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT), quien indicó que espera que el nuevo Gobierno le dé mayor peso a los gremios sindicales. “Anteriormente no hubo respeto a los acuerdos a los que se llegaban. Somos conscientes de que se necesita el diálogo social en el más alto nivel y nosotros nunca renunciamos al diálogo social, por lo que si el Gobierno lo toma y lo convoca nos parece bien. Esperamos que los defectos de antaño se superen”, señala.

Bazán añadió que la postura del Ejecutivo le permite tener algo más de confianza. “No hubo ningún gobierno que se compre el pleito de hacer respetar los derechos de los trabajadores. Nosotros vemos que [Pedro Castillo y Betssy Chávez] son una opción. Tienen que ejecutarlo para ver si funciona o no”, remarca.

Ambos representantes indicaron que aún no fueron invitados oficialmente a participar del CNT.

Buena señal

De acuerdo a especialistas consultados, la reapertura del CNT es positiva, especialmente porque llama al diálogo en un contexto político que enfrenta iniciativas desde los distintos poderes del Estado. Estas son la Agenda 19 desde el Ejecutivo y los proyectos de ley en materia laboral promovidos por las bancadas de Juntos por el Perú y Acción Popular en el Congreso.

“Creo yo que el CNT buscar un equilibrio en las posiciones que se están planteando en el Congreso, en el Ejecutivo, pues permite escuchar la voz de la otra parte. Espero que sea un espacio de equilibrio en el que se calmen las ansias, las ideas”, afirma Germán Lora, socio de Damma Legal Advisors.

Sin embargo, para Cesar Gonzales Hunt, socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero Du & Uría, los representantes del Ejecutivo en el renovado CNT podrían correr el riesgo de favorecer las posturas sindicalistas debido a su cercanía ideológica.

“Sería ingenuo pensar que este CNT tendría una posición mayoritaria que favorezca los intereses y la posición de los empleadores. No solo por lo que tienen las organizaciones sindicales, sino también porque tenemos un partido de gobierno que expresa una posición muy cercana a las posiciones sindicales. Eso marca una pauta muy clara, muestra de ello es la agenda la agenda 19 que fue ratificada por la actual ministra”, asegura.

La agenda 19, que plantea el mismo número de medidas en el plano laboral, es una suerte de hoja de ruta a corto y mediano plazo que asumió el MTPE desde la gestión del anterior ministro, Íber Maraví. Algunas posturas, como la no prorrogación de la suspensión perfecta, ya se cumplieron.

“Desde mi punto de vista, [el CNT puede] volver a abrir la agenda 19 para que haya una agenda consensuada. La agenda es una parte del diálogo social, porque es una lista de ideas que tiene el gremio sindical, pero que no fueron consultadas por los gremios empresariales”, añade Lora.

De momento no se conocen los detalles o las medidas que se pondrán sobre la mesa en la reactivación del CNT. Los especialistas consultados señalan que es positivo que se reabra este organismo como una forma de reactivar el diálogo en el sector, pero dependerá de la voluntad de las tres partes para llegar a acuerdos efectivos, de lo contrario este retorno podría sufrir de las deficiencias de antaño.

Compartir: