Creación de empresas en Perú bate récord este año y sorprende a expertos

Número total de empresas creadas en el año llega a 157,151. Especialistas buscan descifrar las razones de este “muy extraño” dinamismo.

Empresas. Se crean a un ritmo que duplica el del año pasado, pese a que el Gobierno no otorga incentivos.

Por sexto mes consecutivo el número de nuevas empresas constituidas e inscritas ante la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp) duplica el del mismo periodo del año pasado.

En octubre, la Sunarp registró la creación de 17,914 empresas, mientras que en igual mes del año pasado solo se inscribieron 8,851.

Dicho comportamiento también ocurrió en agosto, mes en el que se registraron 20,048 nuevas empresas, en comparación con las 10,565 inscritas en el mismo mes del 2021 (ver Gráfico).

La creación de empresas este año ha llegado a tal nivel que ya se superó el total del año pasado, con una cifra de 157,151, en comparación con las 114,553 del ejercicio anterior y, de acuerdo con data que maneja la Sunarp, este sería el mejor año en la historia del país en lo que concierne a la creación de nuevas empresas.

Los datos de Sunarp solo registran empresas creadas mediante el sistema digital, por lo que los registros de años anteriores al 2019 no son confiables, pues en esa etapa la mayoría de creaciones se hacían de manera física.

Razones de la ola de creaciones de empresas

Ahora bien, ¿por qué se da esta aceleración?

A mediados del año 2020 empezó una ola de creaciones de compañías, en su mayoría pequeñas y micro empresas, que la misma Sunarp atribuyó a la necesidad de la población de generar ingresos en el contexto de la pandemia.

Al respecto, Guillermo Arribas, asociado principal del estudio Payet, señala que “el gran número de empresas que están creándose deben ser de la lógica de ser tu propio jefe y crear tu propio negocio. Es el refugio de la gran mayoría de manos de obra activa que no encuentra trabajo en empresas formales”.

Pero, en específico, ¿por qué creció dicha iniciativa en el 2022?

Eduardo Joo, socio del estudio Amprimo, señala que no existe un cambio normativo detrás de dicha evolución.

“Este gobierno no ha hecho nada tributariamente hablando para impulsar este movimiento. El lado legal tampoco incentiva la creación de más empresas, ya que hoy en día hay menos seguridad jurídica, lo mismo por el lado comercial y en el ámbito laboral menos”, señala el abogado, quien comenta que esta tendencia es ajena a cualquier mejora que se pueda haber dado.

Guillermo Ferrero, socio del estudio PPU, también señala que dicha evolución es rara, pues no existe ningún incentivo creado en el último año que lleve a dicho incremento.

“Que se haya duplicado es muy extraño, en especial en este clima político”, comenta.

Joo recalca, sin embargo, que muchas de estas empresas podrían estar “quedándose en el papel”, pues su aparición no se refleja en los agregados macroeconómicos.

“Si realmente hay el doble de empresas, y no solo se han inscrito y se han quedado en papel, deberíamos ver un incremento en empleo formal, en el PBI, o en otro indicador. Si los índices macroeconómicos no se mueven, ¿cuál es el impacto de más empresas?”, inquiere Joo.

Por su parte, Arribas indica que “más empresas no significa más generación de ingresos y de desarrollo, sino que esos ingresos que antes tenían más incidencia en personas que trabajaban para alguien, ahora se diversifican para personas independientes”.

Agrega que lo que más importa ahora sería ver cómo les ha ido a las empresas que se han venido creando.

Compartir: