Los potenciales candidatos para suceder a Ricardo Riesco en la Fiscalía Económica

En círculos legales ya se habla de un posible sucesor interno y de la posibilidad que sea una mujer.

A poco más de un mes de que se cumpla su período de cuatro años a la cabeza de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), Ricardo Riesco aún no se pronuncia públicamente sobre su interés en ir por un segundo mandato como lo permite la ley, previa renovación por parte del Gobierno. Pero entre los abogados ligados al mundo de la libre competencia se da casi por descontado que no seguiría. Aluden razones como la poca sintonía política que tiene con el ejecutivo, y algunas señales que ha enviado recientemente, como en una presentación en el Congreso hace pocos días donde criticó los recortes de presupuesto que se le han hecho a la entidad en los últimos años y su efecto negativo en su trabajo.

En caso de no seguir, el proceso para reemplazar a Riesco parte el 11 de diciembre, día en que vence su mandato. Ahí, el sistema ADP activa un concurso público, tras lo cual presenta una terna al Presidente, quien decide el nombramiento, por tanto la designación podría tardar meses, periodo en el que habría un fiscal interino.

El perfil

Abogados hablan ya del eventual perfil del sucesor de Riesco para el momento especial económico- político que vive el país.

“Lo más importante es que tenga un perfil técnico, y sea independiente del gobierno de turno y de las presiones que pueda recibir de la comunidad”, dice Julio Pellegrini, socio de Pellegrini & Rencoret.

 “En tiempos como los que corren, altamente polarizados y conflictivos, el fiscal debe mantener esa impermeabilidad a la política contingente que ha caracterizado a los últimos fiscales y la fundamentación con base en factores técnicos que ha caracterizado a las decisiones tomadas por la institución”, añade Ignacio Larraín, socio de PPU.

Mientras que el exfiscal Felipe Irarrázabal agrega que el cargo requiere “tener tres ojos”: “uno jurídico, que le permita entender la complejidad de cada caso, eso requiere experiencia práctica y prudencia, no basta con la teoría; un ojo económico para evaluar las teorías de daños y la l{lógica de economía de mercado detrás de los casos, para lo que se requiere un abogado/a ambidiestro, que combine derecho y economía; y un ojo político, que le entregue visión sobre las últimas tendencias en libre competencia y los tiempos parar sus implementaciones en nuestro país”.

Compartir: