“Somos un puente entre lo que algunos han llamado el país político y el país nacional”

Además de ser socio de Corporativo y Fusiones y Adquisiciones (M&A) en PPU, Felipe Cuberos asumió la presidencia de la Cámara de Servicios Legales de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) para el periodo 2022-2023. En entrevista con AL, explicó cuál será el rol de la agremiación de firmas de abogados de cara a la agenda legislativa que se viene y dijo que espera fortalecer su presencia en las regiones.

¿Cuáles son los retos y qué impronta quiere darle a su nuevo rol en la Cámara?

El reto es todo porque la Cámara de Servicios Legales, como gremio de los abogados y de las firmas, está pendiente de todo lo que le sirva a la industria legal y de lo que pueda obstruirla. Nos interesa mucho la agenda legislativa del Gobierno para hacerle un seguimiento muy de cerca. Nos interesa hacer presencia en todo aquello que, o bien pueda reforzar, o pueda poner en riesgo el estado de derecho, y estamos en un momento crucial donde tenemos que, no solo mostrar sino hacer efectivamente cosas que representen cercanía entre, por un lado las firmas y las empresas, y por otro lado, las instituciones del poder público.

Esto se resumiría en una gestión que tiene muchas ramificaciones, que consiste en reforzar la presencia institucional de la Cámara de Servicios Legales ante el Estado, ante el sector privado, y desde luego también al interior de las firmas para crear consciencia del deber principal de los abogados, que es defender el estado de derecho.

¿Hay algo que pueda poner en riesgo el buen desarrollo del mercado de servicios legales?

No, el mercado es suficientemente robusto e importante para pensar que está en riesgo. Lo que creo es que los prestadores de servicios legales tenemos que estar muy alertas para entender dónde hay cosas que puedan obstaculizar nuestra gestión o poner en peligro a nuestros clientes.

¿Cómo piensan abordar esa relación entre las firmas y el sector público?

Los prestadores de servicios legales somos un puente entre lo que algunos han llamado el país político y el país nacional. Canalizamos las inquietudes del sector privado hacia el poder público y viceversa. En ese rol de ser puente, nosotros por lo que tenemos que velar es porque las cosas se hagan bien, ayudando a que así sea, y estar presentes en todos los escenarios donde las cosas importantes se están haciendo para que los abogados y los empresarios puedan desarrollar su actividad de manera normal y sin obstrucciones de ningún tipo.

¿Qué tan activa será la Cámara en las discusiones que se vienen, como la reforma a la justicia o al régimen de tierras?

No podemos ser jugadores pasivos, sino totalmente activos. Estamos aquí para ayudar a construir lo que viene, y mal haríamos en sentarnos a criticar y no hacer. Yo creo que lo que a nosotros nos toca es remangarnos, trabajar, ponernos a la orden de las ramas del poder público y trabajar de la mano con ellas para canalizar las inquietudes que hay y poner a todos a conversar.

“La Cámara estará participando activamente con aportes y soluciones que propendan por el crecimiento del país y contribuyan a contar con un marco jurídico efectivo”, Claudia Amore – Directora Ejecutiva Cámara de Servicios Legales de la ANDI.

Desde un aspecto más de gestión, ¿en qué enfocarán sus esfuerzos?

Tenemos que hacer un esfuerzo más grande por estar presentes en más frentes, porque hay muchísimos para atender y somos muy poquitos, somos 39 firmas. Y la idea es también crecer y entrar más a las regiones. Ya estamos en ocho ciudades, pero tenemos que profundizar la relación con las regiones.
Ahí hay un valor muy importante, porque en Bogotá no vemos los problemas de todas las regiones.

¿Ya hay una agenda de prioridades trazadas?

La Cámara está pensando muy en grande y muy en línea con los objetivos de la Andi, en línea con los ODS de la ONU, es decir, hambre y seguridad alimentaria, eso es un problema que nos afecta. Propiedad, educación, formación profesional, sostenibilidad, medio ambiente, todas esas discusiones. Por eso la Cámara tiene, por ejemplo, un comité ambiental o uno de justicia, entre otros, y estamos tratando de cubrir todos esos frentes para lo cual necesitamos más gente. Queremos, además, visibilizar lo que venimos haciendo con publicaciones, trabajar en hacer un congreso de la Cámara y hacernos visibles, tanto hacia afuera como hacia adentro de las firmas.

¿Tienen apuestas en temas de nuevas tecnologías?

Hacemos un seminario que se llama LawTech y trabajamos de la mano de la Vicepresidencia de Transformación Digital de la Andi. Estamos con ellos entendiendo qué hay que tener, cómo mejorarnos, actualizarnos y subir el estándar de las firmas en su proceso de digitalización.

¿Y para vincular gente nueva?

La Cámara tiene el propósito de trabajar por las generaciones que vienen de atrás. Tradicionalmente a las firmas nos ven como de gente vieja y lo peor que nos puede pasar es que quedemos como una cosa fosilizada que no evoluciona, entonces queremos vincular activamente a los abogados que vienen detrás para que estén familiarizados con las actividades de la Cámara, empiecen a tener vínculos con las ramas del poder público y para que, de la mano de los más viejos y de las firmas jóvenes, vayan aprendiendo lo que hay que hacer y vayan siguiendo con el legado.

También queremos trabajar por la educación, asignar dolientes a las relaciones con las facultades, para que lideren un proceso que nos lleve a tener mejor gente, o incluso dar apoyo a la formación de nuevos abogados.

Compartir: