Reactivación de Majes Siguas II depende de desembolso por US$ 48.5 millones tras adenda 13

La firma de la adenda es uno de los puntos claves para el destrabe del proyecto de irrigación parado desde el 2017, pero no es el único. ¿Qué pasa si se incumple con los pasos que siguen?

La firma de la adenda es uno de los puntos claves para el destrabe del proyecto de irrigación, pero no es el único. ¿Qué pasa si se incumple con los pasos que siguen tras la adenda? ¿se podría iniciar un nuevo trato directo? (Foto: GEC)

Tras cinco años paralizada, la semana pasada se concretó el primer paso para la reactivación del proyecto de irrigación Majes Siguas II tras la firma de la adenda 13 entre el Gobierno Regional de Arequipa y Angostura Siguas, concesionaria del proyecto (que forma parte del Grupo Cobra, de España). Si bien se ha dado un paso adelante aún faltan diversos hechos que determinarán -finalmente- su reactivación.

La adenda 13 tiene por objetivo introducir un cambio tecnológico del sistema de conducción y distribución (que implica una mayor cantidad de tomas de agua, tecnología de canales abiertos a riego tecnificado) en las 38,500 hectáreas de la pampa de Siguas.

Ante ello, ¿qué puntos claves podrían retrasar o incluso poner en riesgo la segunda etapa de Majes Siguas? A continuación, detallamos las acciones que deben llevarse a cabo según lo estipula la adenda 13:

1.- Pagos: Tras la firma de la adenda 13 la concesionaria, según explicó Arturo Arroyo de Autodema, tiene que realizar el incremento de la garantía de fiel cumplimiento que equivale al 5% del monto de la inversión inicial del proyecto. Este depósito lo tiene que hacer en un plazo de 15 días contados desde la firma de la adenda. Es decir, a más tardar entre el 27 y 28 de julio.

Tras ello, en un plazo de 15 días, Autodema deberá realizar el pago del quinto desembolso a la concesionaria que equivale a US$ 48.5 millones. Este pago está pendiente desde hace cinco años.

Desde esta entidad se aseguró que el dinero a pagar “ya está aprobado”. “Prácticamente ya tenemos aprobado el pago por parte de la CAF. Solo estamos a la espera que la concesionaria haga el incremento de la garantía de fiel cumplimiento e inmediatamente el Gobierno Regional de Arequipa realizará el trámite para el pago porque el dinero ya está”, mencionó a Gestión.

Fuentes cercanas a la operación explicaron a este diario que una vez que se realice desde Autodema (Gobierno Regional de Arequipa) el pago del quinto desembolso empezarán los trabajos iniciales para la reactivación de Majes. Mientras el quinto desembolso no se efectué en los plazos establecidos por la adenda 13, no se se iniciarán las acciones iniciales sobre el proyecto irrigación que implica dos fases.

Una vez efectuado el pago del quinto desembolso -agregaron- se empezarán los trabajos iniciales que son básicamente el de restablecer caminos así como campamentos tomando en cuenta que ha estado parado la operación por cinco años. Justamente, los primeros tres meses se va a destinar para poner en condicionamiento todo.

2.- Expediente técnico No 2: Otro punto clave, según lo establece la adenda 13, es que a los 60 días de su firma (para setiembre) el concesionario deberá presentar el expediente técnico de la segunda fase de Majes Siguas al concedente (Gobierno Regional de Arequipa) la que deberá ser evaluado en un plazo similar. Es decir, también a los 60 días (para noviembre) deberá emitir una decisión.

El concedente (Gobierno Regional de Arequipa) podrá requerir la presentación de información adicional o formular observaciones dentro de los 15 días calendarios siguientes a la fecha de su presentación y el concesionario deberá entregar la información adicional solicitada o absolución de observaciones dentro de los 15 días calendarios siguientes, de acuerdo al documento suscrito el martes 12 de julio (adenda 13).

A los 10 días calendarios siguientes de recibida la información adicional o la absolución de observaciones deberá emitirse un pronunciamiento respecto a la aprobación del expediente técnico. Un punto a tomar en cuenta es que si a los 90 días calendarios contados desde el termino del plazo previsto (60 días) el expediente técnico no es aprobado, se suspenderán las obras de la primera fase Majes Siguas II hasta su aprobación.

Respecto al expediente técnico, fuentes cercanas al proyecto comentaron que posiblemente se presente ante el Gobierno Regional de Arequipa antes de los 60 días establecidos.

3.- Control del proyecto: La adenda 13 establece -igualmente- que el concedente (Autodema-Gobierno Regional de Arequipa) tiene seis meses para entregar al concesionario, desde su firma, los terrenos para la construcción de la presa Angostura. Este plazo se puede prorrogar hasta por tres meses más.

“Estaremos entregando los terrenos el próximos año a más tardar, pero si lo podemos hacerlo antes será mucho mejor ya que ni bien entreguemos los terrenos a la concesionaria, ellos tienen la obligación de presentar el cierre financiero, que es brindar todas las garantías necesarias para la construcción de la segunda fase”, explicó Arroyo.

Un punto a tomar en cuenta es que la presentación del cierre financiero por parte del concesionario, dependerá dos hechos concretos: que se tenga aprobado el expediente técnico No. 2 y se cuente con los terrenos para la construcción de la presa.

¿Qué podría retrasar la reactivación de Majes Siguas II? que no se apruebe el expediente técnico en los plazos establecidos o que no se entreguen los terrenos en el tiempo estipulado o que no se realice el quinto desembolso. Estos puntos dependen en gran medida del concedente (Autodem – Gobierno Regional de Arequipa) según lo estipula la adenda 13.

¿Qué pasa si se incumplen? Una salida por la que podría optar el concesionario es el inicio de trato directo por causales como la falta de entrega de terreno o demoras en el quinto desembolso o demoras en la aprobación del expediente técnico. El trato directo puede conllevar a la resolución del contrato.

En este proyecto se inició un proceso de trato directo -como se recuerda- el 10 de enero cuando el concesionario Angostura Siguas (que forma parte del Grupo Cobra de España) envió una carta al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y al Gobierno Regional de Arequipa para iniciar el proceso de resolución del contrato Majes Siguas II.

Posteriormente, el 26 de enero presentó una solicitud de trato directo ante el Sicresi del MEF. El trato directo tiene por finalidad que las partes logren resolver de manera eficiente y eficaz sus controversias como reinicio de obras hasta su liquidación. La concesionaria sometió a trato directo cinco controversias.

Entre los más relevantes se ubican (según se lee en la misiva): el pago de cualquier obligación pendiente bajo el contrato de concesión; los daños y perjuicios que han sido causados a la concesionaria en ejecución del contrato de concesión y con ocasión del intento fallido de la firma de la adenda 13; las obligaciones y derechos de las partes en el procedimiento de entrega a iniciarse como consecuencia de la resolución del contrato -incluyendo- pero sin limitarse, el nombramiento oportuno del interventor, el proceso de entrega de los bienes de la concesión, el cumplimiento del procedimiento de valorización y pago por caducidad de la concesión.

¿Qué pasará con este proceso iniciado en enero tras firmarse la adenda 13? En diálogo con Gestión la asociada senior de Philippi Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría (PPU), Angelita Ruiz, explicó con la firma de la adenda 13 uno de los puntos en controversia expuesto en el el trato directo ya está resuelto.

“Lo que normalmente pasa cuando ocurre un trato directo es que se lleva a cabo una negociación en la que dan acuerdos totales o parciales. En este caso uno de los puntos en controversia está resuelto (la firma de la adenda 13). Lo que podría hacer el concesionario es llevar a arbitraje aquellos puntos en la cual no se han puesto de acuerdo en la etapa de trato directo”, detalló.

Un arbitraje puede tomar hasta tres años hasta que se tenga una decisión final.

¿Qué pasa si se incumplen -ahora- los hechos claves para su reactivación, descritos líneas arriba? Para la abogada si se incumple con lo establecido en la adenda 13, las partes (tanto el concesionario como el concedente) pueden llevar el incumplimiento(s) a un nuevo trato directo.

Nota

– La primera fase de la segunda etapa de Majes Siguas comprenden las obras relacionadas a la presa Angostura y derivación Angostura-Colca así como la refacción de obras existentes. El monto de inversión de esta fase es de US$ 207.7 millones (una parte financiada por la CAF y otra por Gore Arequipa).

– Mientras que la segunda fase de Majas Siguas son las obras referidas a la derivación Lluclla-Siguas, cuyo monto de inversión es de US$ 217.2 millones la que será financiado por el concesionario.

– El concesionario deberá presentar a los 30 días de haber firmado la adenda las actualizaciones de los calendarios de trabajo y de inversiones correspondiente a la primera fase. Y de la segunda fase a los 30 días siguientes.

– La obra tomará 4 años y se espera que concluya el 12 julio de 2026. Esta modificación contractual (adenda 13) demanda una inversión de US$ 104 millones (adicionales a los US$ 550 millones que inicialmente demandaba la obra).

– El actual esquema establece que el Estado aporta US$ 282.2 millones (de los US$ 550 millones de inversión inicial) mientras que el consorcio pone US$ 268 millones.

– Majes Siguas II permitirá -de acuerdo a datos del MEF- el cultivo de productos de agroexportación con valor agregado: paltas, uvas y alcachofas, que generarán para la Región Arequipa exportaciones por US$ 1,010 millones anuales (en su etapa de producción representará 13.9% del PBI de Arequipa, y el 0.7% del PBI nacional).

– En términos de empleo, en la fase constructiva se prevé la generación de 8,100 puestos de trabajo. Mientras que en la fase operativa se generarían más de 145,000 empleos formales.

Compartir: