Apuestas online: tasa del 20% podría ser inconstitucional

El nuevo impuesto propuesto por el Legislativo ya ha sido considerado confiscatorio en el 2001 por el Tribunal Constitucional. El Mincetur le ha propuesto al Congreso que las apuestas deportivas en línea paguen una tasa menor del 12%, fórmula que es respaldada por las empresas. Estas consideran que ya tienen suficiente carga tributaria por el pago del Impuesto a la Renta.

La creación de un nuevo impuesto a las apuestas deportivas en línea con una tasa del 20%, tal como lo propone un reciente dictamen aprobado por unanimidad en la comisión de Economía del Congreso, podría ser declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional si la propuesta fuera aprobada por el Pleno. Esa tasa del 20% se aleja del planteamiento del Mincetur, que en un proyecto de ley enviado al Congreso la semana pasada, propuso que sea del 12%, la misma que se aplica por la explotación de los juegos de casinos y tragamonedas. “Mientras más alta sea la tasa siempre existirá el riesgo de que alguien alegue una confiscatoriedad”, advierte Juan Pablo Porto, socio de Cuatrecasas.

Las intenciones del Mincetur por regular y gravar las apuestas deportivas en línea provienen desde al 2019, cuando la Dirección General de Juegos de Casino y Máquina Tragamonedas anunció un proyecto de ley. De igual manera, en el Congreso del periodo 2020-2021 la bancada de Somos Perú también presentó una iniciativa en esa misma línea. El Código Civil establece que los juegos de azar pueden ser regulados, prohibidos o no regulados. “Es en este ámbito en el que han venido creciendo las apuestas deportivos o los juegos en línea durante los últimos 20 años”, dice Constante Traverso, presidente de la Asociación Peruana de Entretenimiento y Juegos de Azar (APEJA).

Pero regular las apuestas deportivas en línea implica crear obligaciones para empresas que no están domiciliadas en el Perú. “En el Perú existen 13 empresas no domiciliadas cuyo registro proviene tanto de Malta como de Curazao”, explica Eduardo Sevilla, director general de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas del Mincetur. “La mayoría de estas actividades son llevadas a cabo por entidades extranjeras que son residentes de paraísos fiscales”, agrega Johana Timana, directora de impuestos del estudio PPU. El MEF ha advertido en una carta remitida a la comisión de Economía que aplicar impuestos sobre las rentas de empresas no residentes en el Perú que presten servicios digitales implicaría incumplir convenios internacionales para evitar la doble imposición y compromisos asumidos con la OCDE.

Por ello, el Mincetur ha planteado al Congreso que el impuesto a las apuestas deportivas en línea, cuya tasa sería del 12%, solo se aplique a las empresas domiciliadas en el Perú. Además, deberán hacer la retención para el pago del 1% del ISC que plantea el Ejecutivo. “Los no domiciliados, para evitar una colisión con los acuerdos suscritos por nuestro país, no van a pagar ese impuesto especial al juego”, afirma Sevilla. Sin embargo, sí deberán registrarse en el Mincetur y deberán pagarle a la Sunat el ISC del 1%. Ese registro las habilitará para poder firmar contratos de publicidad o patrocinio, una de sus principales estrategias para ampliar su base de usuarios. “Mientras se cumplan las normas de la autoridad tributaria, que firmen los contratos que consideren convenientes, no ponemos trabas”, añade. Se espera que de las 13 no domiciliadas, la mitad se instale en el país después de que la ley entre en vigencia, si fuera aprobada.

Silvia Monteza, presidenta de la comisión de Economía, informó a esta revista que se reunirán con los representantes del Ejecutivo y la congresista Diana Gonzáles, autora del proyecto, para acordar un texto sustitutorio. Ella estima que el texto podría estar terminado antes de que termine la legislatura. Uno de los puntos más relevantes a resolver será la tasa del nuevo impuesto. En el 2001 el Tribunal Constitucional declaró confiscatoria la tasa del 20% que era aplicada al impuesto a los juegos de casinos y tragamonedas. En consecuencia, fue rebajada al 12%. Por ese motivo, el Mincetur busca que se aplique el mismo régimen tributario a las apuestas deportivas en línea.

La Asociación Peruana de Apuestas Deportivas En Línea y Afines (APADELA), coincide con el Mincetur. “Una tasa más alta haría inviable a una parte importante de operadores que vienen pagando impuesto a la renta”, dice Gonzalo Rosell, presidente de la asociación. Pero argumenta que añadir el ISC tendría un alto costo tributario, pues representaría el 30% de los ingresos netos. “Es necesaria una normativa que regule el sector, pero de forma equitativa para evitar ventajas competitivas de operadores que no pagan impuestos”, añade. De acuerdo con las proyecciones Ejecutivo, la recaudación anual por el nuevo impuesto sería de S/47 millones y la del ISC sería de S/40 millones. “En el segundo semestre el volumen de apuestas se va a incrementar en no menos del 50% por el Mundial de Qatar 2022″, afirma Sevilla. El Estado no quiere perder esa oportunidad.

Compartir: