Ejecutivo propone gravar con un 12% las apuestas digitales: ¿Esta medida reduciría la demanda?

Ejecutivo propone gravar con un 12% las apuestas digitales: ¿Esta medida reduciría la demanda?

También se cobraría un 1% de Impuesto Selectivo al Consumo para los usuarios.

El pasado 19 de mayo, el Ejecutivo presentó al Congreso un proyecto de ley para regular la explotación de los juegos y apuestas deportivas a distancia. El documento define a estas últimas como juegos de azar que se desarrollan en plataformas tecnológicas y en los que se apuesta sobre el resultado de un evento deportivo o de cualquier hecho o circunstancia que puede producirse en este.

Se busca gravar con un 12% de impuesto el ingreso neto de las casas de apuestas en Internet. Asimismo, grava a este tipo de juegos online con el 1% del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al apostador.

La propuesta también busca que todas las empresas dedicadas a las apuestas se inscriban en el Registro Único de Contribuyentes (RUC). Además, deben tener un representante legal en el Perú; y el dominio web de su plataforma, poseer la terminación “.pe”.

El documento remitido al Parlamento es impulsado por el titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Roberto Sánchez, y estima que en el 2022 el mercado de las apuestas a distancia sumará S/4.000 millones.

“El anteproyecto del Mincetur propone un impuesto directo del 12% aplicado al Ingreso Neto (Net Win). Del mismo modo, considera un impuesto selectivo al consumo de 1% a las apuestas pagadas por el cliente. En ese sentido, se estima una recaudación anual de alrededor de S/160 millones, que no sólo podrán ser invertidos en la reactivación del turismo, sino también en obras de infraestructura pública, especialmente para promover el deporte” Roberto Sánchez. Ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

Poco efectivo

A pesar de que la medida pretende reducir la cantidad de apuestas que se realizan, ya que generan externalidades negativas como la ludopatía, esta no reduciría la cantidad de jugadores.

“No creería que sea disuasivo porque principalmente está pensado en la cabeza [la empresa dueña] del juego. El principal cambio es que equipara el impuesto con el que ya hay en las apuestas presenciales”, señaló Johana Timana, directora de impuestos del estudio PPU.

El monto del impuesto podría aumentar dependiendo de la demanda. “Es una forma de gravarlos inicialmente y se irá mirando conforme la actividad online se extienda”, indicó Luis Arias Minaya, exjefe de la Sunat.

Asimismo, Timana advirtió que la norma no delimitaría bien cómo gravaría el impuesto a empresas no domiciliadas y que tributan en el extranjero. Comparó el caso con la propuesta de instaurar un impuesto a empresas de streaming como Netflix o Disney+, pues aunque Perú sí cuenta con el gravamen de los servicios digitales de empresas no domiciliadas, no vislumbra a las casas de apuestas y casino online.

“Es difícil que a una empresa extranjera no domiciliada la obligues a adecuarse, porque no existe una norma que te obligue. Este proyecto de ley tiene imprecisiones desde el punto de vista tributario, no se ha definido el territorio al que se aplica y, tal como está planteado, parece que solo se enfocaría o gravaría a las empresas que sí están constituidas en el Perú”, indicó.

Compartir: