La participación de utilidades y el Covid-19