No es momento de modificar el régimen fiscal minero: la opinión de los especialistas

Expertos consultados por El Comercio califican los cambios como innecesarios y hasta perjudiciales para la competitividad del sector.

Pedro Francke, titular del Ministerio de Economía y Finanzas. (Foto: Reuters / Angela Ponce)Pedro Francke, titular del Ministerio de Economía y Finanzas. (Foto: Reuters / Angela Ponce)

El ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, explicó el miércoles pasado en una conferencia de prensa el Proyecto de Ley 583, presentado al Congreso para solicitar facultades legislativas, en el que se propone perfeccionar el régimen fiscal minero con tres ejes principales:

Incrementar el porcentaje mínimo de la regalía minera (RM) que se aplica sobre las ventas (actualmente 1%); incrementar las tasas para los tramos más altos de margen operativo de la RM y del impuesto especial a la minería (IEM); y revisar la base imponible y las deducciones de la utilidad operativa.

El ministro Francke aseguró que no se estaría proponiendo la creación de nuevos impuestos, sino el aumento de la tasa de las empresas con mayores ganancias operativas. Para ello, cuentan con la asesoría del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sobre el tema, Rómulo Mucho, exviceministro de Energía y Minas, aseguró que no es momento para hablar de perfeccionamiento de impuestos ya que la renta minera funciona y este año captará casi S/23 mil millones, casi tres veces lo del año pasado.

“Podría haber un diálogo con el Estado, pero lo están planteando a la fuerza y eso quitará confianza a las nuevas inversiones. La manera más rápida de captar recursos es promover inversiones y con estos cambios ya no las promueves”, anotó.

Para el exfuncionario, el problema es que no se han invertido bien los recursos que ingresan por la actividad minera, pues aún existen muchas brechas sociales por cerrar.

“Es como decir ‘dame más dinero’, pero para qué quieres más dinero si no tienes planes de cómo invertirlo. El Gobierno debe preocuparse en dar confianza y estabilidad para la rápida recuperación económica.”, agregó.

Pablo de la Flor, director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), también consideró que no sería recomendable aplicar una medida como la propuesta toda vez que ya la minería vendría operando con una carga fiscal elevada.

“Creemos que no solo es innecesario, sino además inconveniente y perjudicial porque impactaría la competitividad de la industria minera y su capacidad de atraer nuevas inversiones”, añadió.

De la Flor asegura además que este año se batirá el récord en recaudación minera y que en los próximos cinco años se esperaría una recaudación de entre S/85 mil millones y S/110 mil millones. Así, las modificaciones introducidas en el 2011 recién estarían rindiendo frutos teniendo un impacto sumamente positivo en la recaudación fiscal.

¿Qué se busca?

Walker Villanueva, socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero Du & Uría, señala que el proyecto del Ejecutivo toma de modelo el implementado en el 2011 de exigir impuestos adicionales al Impuesto a la Renta (IR), basados en la utilidad operativa de las empresas mineras y esto incrementaría la progresividad con tasas más elevadas, aunque todavía no se conoce el monto.

Así, en su primer punto, el proyecto obedecería a la coyuntura de los elevados precios de minerales; en segundo lugar, a la utilidad operativa de las empresas mineras y, finalmente, a una mayor progresividad del impuesto.

Villanueva mencionó que se debe tener en cuenta que las empresas mineras pagan IR, impuesto a los dividendos, impuesto especial a la minería y tienen un fondo de jubilación minera, que es una sobretasa del impuesto a la renta.

“No debemos ver el lado en que porque los precios de los metales están más altos se deba exigir más impuesto a la renta a la minería. Se puede implementar la tasa del impuesto especial a la minería, pero siempre con racionabilidad, no incrementando el costo tributario de modo que no sea atractivo invertir en el Perú”, anotó Villanueva.

Compartir: