Impuesto a la Renta y mype tributario: retos y desafíos en propuesta de Castillo

Con la propuesta, quedarían tres regímenes: un RUS más pequeño, el nuevo régimen simplificado a crearse y el régimen general. 

El Ejecutivo presentó ayer al Congreso un amplio pedido de facultades en materia tributaria.

Una de las facultades busca implementar un nuevo régimen simplificado del Impuesto a la Renta (IR) para las empresas de menor tamaño.

La propuesta señala que se eliminaría el Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER) y el Régimen Mype Tributario (RMT).

Asimismo, se reduciría el alcance del Régimen Único Simplificado (RUS), de manera que solo acoja a negocios considerados de “subsistencia” (actualmente acoge a empresas con ingresos hasta por S/ 8,000 al mes o S/ 96,000 al año).

De esta forma, con la propuesta, quedarían tres regímenes: un RUS más pequeño, el nuevo régimen simplificado y el régimen general.

En el nuevo régimen por crearse el impuesto se pagaría en función del flujo de caja de la empresa (ingresos menos egresos).

Asimismo, esta cuota mensual podrá tener beneficios de deducciones, en tanto se adquiera bienes o servicios sustentados en comprobantes de pago electrónicos o se tenga a trabajadores inscritos en planilla, señala la propuesta del Ejecutivo.

Además, se indica que la Sunat proporcionará herramientas para que las empresas lleven libros y registros contables de manera electrónica, así como la emisión electrónica de los comprobantes de pago.

Al respecto, analistas consultados por Gestión calificaron de positiva la propuesta de eliminación del RER y el RMT, pues refieren que estos desincentivan la formalización al ser complejos y no fomentan el crecimiento de las empresas.

Mónica Villar, Gerente de Auditoria Tributaria de Quantum Consultores, recordó que cuando se creó el RMT se buscó que sea simple, pero ello no ocurrió pues la forma de cálculo del impuesto a pagar es complejo, con distintas variables técnicas.

“Eso hace que las empresas tengan que recurrir a especialista para calcular el impuesto a pagar. La recomendación siempre fue simplificar, y ahora, con la propuesta, sería en base al flujo de caja, sería simple”, indicó.

Si bien la tasa del impuesto del nuevo régimen aún no está especificada en el pedido de facultades, esta rondaría entre el 8% y 14%, estimó el tributarista Walker Villanueva, socio del estudio PPU. Ello pues un rango similar se utiliza para el IR de personas naturales con bajos ingresos.

Por otro lado, si bien el proyecto no lo detalla, se entiende que en el nuevo régimen las empresas sí podrán emitir facturas y acceder al beneficio del crédito fiscal del IGV, refirió Villanueva . “Esto será muy importante para las empresas”, anotó.

“Como idea general la propuesta luce bien, con un impuesto simple, sin las reglas complejas actuales, y el RUS casi desaparecería”, agregó Villanueva.

Asimismo, el especialista subrayó que uno de los retos para la implementación de la propuesta será que el Estado sea eficaz en usar herramientas para evitar la fragmentación de las empresas.

Al respecto, el proyecto del Ejecutivo señala que se incorporarán medidas antielusivas para evitar la fragmentación de actividades e ingresos.

Otro de los retos será promover una capacitación masiva a las empresas sobre el acogimiento y beneficios del nuevo régimen que se busca crear, indicó Mónica Villar.

“Así como en Sunafil hay asesoramiento a consultas de las empresas, sería bueno que desde el Estado se den facilidades y se habilite asesoramiento gratuito a las pequeñas empresas”, subrayó Villar.

Compartir: