Promover el incremento de la remuneración mínima vital generaría dificultades para la micro y pequeña empresa

Aumento de la remuneración desincentivaría la formalización de empresas, señalan especialistas.

Guido Bellido anunció que promoverá el incremento de la Remuneración Mínima Vital. (Foto: Difusión)

Guido Bellido anunció que promoverá el incremento de la Remuneración Mínima Vital. (Foto: Difusión) 

La propuesta de promover el incremento de la remuneración mínima vital (RMV), anunciada por Guido Bellido, Presidente del Consejo de Ministros, generaría dificultades para la formalización de la micro y pequeña empresa, advierten especialistas. La medida fue presentada durante su presentación en el Pleno del Congreso de la República.

Durante su exposición, el también parlamentario por Cusco detalló que el gobierno de Pedro Castillo buscará recuperar el “rol tuitivo” del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. Una de sus estrategias para llegar a ello será dialogar con los representantes de las empresas y los trabajadores para buscar promover el incremento de la RMV. “En este marco, promoveremos el incremento de la RMV en consenso con las organizaciones representativas de empleadores y trabajadores”, afirmó Bellido.

Sin embargo, la crisis económica y la caída del empleo formal harían que no sea un contexto idóneo para elevar la RMV. “Estamos en una situación de crisis en la que tenemos a muchas empresas que han desaparecido, que intentan sobrevivir o que se han creado en este contexto como para ponerles una carga adicional. El gobierno está diciéndole a las empresas que construyen su estructura remunerativa de esta manera que van a encarecer el costo de tus trabajadores formales. Eso también es un desincentivo para los informales, porque elevas las barreras de la formalización”, señala Katy Noriega, asociada senior del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uria.

Otro riesgo que podría traer la medida es que las empresas que no puedan cumplir el aumento de la RMV podrían cambiar el régimen de pago en planilla y adoptar el pago en efectivo. “Si para las pequeñas y micro empresas ya es una valla alta cumplir con la RMV, lo que está haciendo es elevarla mucho más, lo que fomenta la informalidad laboral. Así se empujaría a que este tipo de empresas regresen a formas de recibo por honorarios o pagos en mano eludiendo las prestaciones sociales. Es una medida que debe ser analizada con criterios técnicos tomando en cuenta el momento económico”, advierte Javier Dolorier, socio del estudio Gálvez & Dolorier.

Asimismo, esta medida no beneficiaría a trabajadores que cuenten con una remuneración superior a los S/930. “Al final el aumento no va a beneficiar a muchos trabajadores, solo a los que ganen el mínimo. En el sector privado el sueldo promedio es de S/2,400, por lo que no afectaría mucho en las grandes empresas. En cambio, el informal va a tener la valla más alta para ser formal, y a los que son formales con las justas los traes abajo por el aumento de costos”, explica Germán Lora, socio de Damma Legal Advisors.

Derogar la suspensión perfecta

En otro momento de su discurso, Bellido indicó que el gobierno de Pedro Castillo impulsará otras medidas laborales como la derogatoria de la suspensión perfecta de labores. “[Revisaremos] la agenda laboral pendiente en el país, que incluye el fortalecimiento de la SUNAFIL, la negociación colectiva por rama de actividad , la regulación de la tercerización, y la derogatoria del Decreto de Urgencia 038 2020, sobre la suspensión perfecta de labores”, señaló.

Cabe recordar que la suspensión perfecta de labores tiene vigencia hasta el próximo 2 de octubre.

Compartir: