Shearman & Sterling promueve abogados y Miller & Chevalier y PPU incorporan socios

Margarita R. Sánchez, de Miller & Chevalier (izquierda); Julián Li, de Philippi Pietrocarrizosa Ferrero DU & Uría (centro), y Augusto Ruiloba (arriba a la derecha) y Cassandra Cuellar (abajo a la derecha), de Shearman & Sterling.

Shearman & Sterling – Estados Unidos promovió a tres abogados: dos a socios y uno a consejero. Con ello refuerza su práctica latinoamericana. Asegura que esta es una muestra de su compromiso e inversión en la región, donde está presente desde hace varias décadas.

Con sede en Washington, Miller & Chavalier Chartered fichó a una exconsejera de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan en la práctica de arbitraje internacional.

Mientras que Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría – Perú integró a un socio para liderar su nueva área de recursos hídricos, que es parte de la práctica de recursos naturales y que ha venido cobrando relevancia en ese mercado.

Augusto Ruiloba y Cassandra Cuellar son los nuevos socios de Shearman & Sterling en el grupo latinoamericano. Robert O’Leary, que es parte del mismo equipo, se desempeña como consejero.

Con una carrera de tres lustros, siete de ellos en Shearman & Sterking, Ruiloba representa a empresas en el desarrollo de proyectos y financiamiento sin recurso, así como en operaciones de financiamiento de adquisiciones y proyectos de energía, minería e infraestructura en México, Perú, Chile y otros países de América Latina. Está adscrito a la oficina de la firma en Nueva York.

Cuellar, quien se unió al despacho legal en 2018, asiste a empresas emergentes (emerging growth), emprendedores, inversores de capital de riesgo e inversionistas ángeles en un operaciones de financiamiento de riesgo, gobierno corporativo y salidas (M&A y ofertas públicas iniciales) de transacciones corporativas.

Parte del grupo de financiamiento y desarrollo de proyectos, O’Leary se incorporó a Shearman & Sterling en 2015 y hoy es parte de la oficina de Nueva York.

Interviene en transacciones en los sectores de energía, infraestructura y minería en Estados Unidos y América Latina.

Margarita R. Sánchez es la nueva líder de la práctica de arbitraje internacional de Miller & Chevalier Chartered. Se estrenó como socia en julio, tras pasar por Quinn Emmanuel Urquhart & Sullivan LLP, donde se desempeñó como of counsel desde 2020.

Se enfoca en litigios de derecho civil y consuetudinario. También cuenta con experiencia en el área de anticorrupción, especialmente en relación con la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y otras leyes anticorrupción.

En su condición de árbitro, ha participado en paneles internacionales en Colombia, Brasil y El Salvador, así como para el CIADI.

Julián Li se integró a la oficina de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría en Lima, proveniente de Li & Pazos, donde trabajó en los últimos tres años.

Con más de 12 años de trayectoria, Li es especialista en regulación de recursos hídricos en los sectores minero, agrícola, de generación de energía y campos industriales, entre otros.

Ha hecho carrera en estudios de abogados y en el sector público. En este último, ocupó el cargo de director de la oficina de asesoría jurídica de la Dirección Nacional de Aguas.

Con él se unen a la práctica de recursos naturales tres asociados. El equipo, de nueve abogados en total, es dirigido por el socio Rafael Lengua.

Compartir: