Indecopi: ¿Por qué la anunciada reestructuración no tendría viabilidad?

Medida planteada por el presidente de la institución podría generarle inestabilidad y tendría un trasfondo político, según especialistas.

Julián Palacín había señalado en los días previos que casi la mitad de nombramientos de vocales en salas resolutivas de Indecopi debían ser investigados. (Foto: Diana Chávez)

Julián Palacín había señalado en los días previos que casi la mitad de nombramientos de vocales en salas resolutivas de Indecopi debían ser investigados. (Foto: Diana Chávez)

El presidente del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Julián Palacín, anunció que la institución entraría en una reestructuración interna y que casi la mitad de los vocales y comisionados de los órganos resolutivos serían investigados por probables conflictos de interés.

Ante ello, Verónica Vergaray, directora del área de Competencia y Propiedad Intelectual de Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero Du & Uría, refirió que el cambio sería positivo si es que lo que se propone está en línea con que haya concursos públicos o que se establezcan requisitos más exhaustivos, pero el problema es cómo se aplica en la práctica, quién lo ejecutará y cómo se va a llevar a cabo porque, normalmente, muchos de estos concursos terminan desincentivando a las personas con las habilidades técnicas requeridas.

Sin embargo, para el abogado Alfredo Bullard, es claro que se quiere remover al personal actual para tomar control de las comisiones y del tribunal, y colocar así a personas alineadas con los intereses del presidente de la institución.

“El Indecopi es una institución que, en manos equivocadas, es muy peligrosa, tiene mucho poder y facultad de sanción. Puede tomar decisiones que influenciarían tremendamente en la economía y ser fuente de corrupción”, afirmó Bullard.

¿Conflicto de interés?

La principal razón para la reestructuración que brinda Palacín, es el presunto conflicto de interés porque los vocales y comisionados no trabajan a tiempo completo en la institución, y muchos de ellos laboran también en el sector privado. Sobre esto, Bullard detalla que el discurso revela un profundo desconocimiento de cómo funciona la institución y cuáles son los mecanismos de balance institucional.

“La discusión no es si la persona pertenece al sector privado porque, dicho sea de paso, el Indecopi tiene muchos miembros de comisiones que son del sector público y también deciden casos que vinculan al Estado, como el tema de las barreras burocráticas”, dijo Bullard.

Por su parte, Vergaray afirma que los puestos en el Indecopi son altamente técnicos, especializados y poco comunes en el mercado. Si es que el puesto fuera a tiempo completo sería complicado encontrar a una persona altamente especializada en asuntos del consumidor y en competencia que no haya trabajado antes en el sector privado.

Para la abogada, el que vocales y comisionados trabajen a tiempo completo es algo que siempre se ha discutido. Sin embargo, la razón por la que esta idea no se ha llevado adelante, es que la inversión en presupuesto es altísima para poder lograrlo.

“Podría darse, pero por falta de presupuesto, los puestos no serían suficientemente atractivos para verdaderos talentos”, dijo.

Viabilidad

Para Bullard los mecanismos de balance de protección existen y no se puede remover a nadie sin una causa justa por lo que tendría, incluso, que modificar la ley para que se habilite remover sin impresión de causa a los funcionarios.

“Tendría que ir al Congreso y, en este momento, ahí se está discutiendo una ley contraria que va a reforzar institucionalmente al Indecopi, dándole nivel constitucional y mayor protección”, aseguró.

Por su parte, Vergaray muestra su preocupación por la potencial inestabilidad que puede involucrar el realizar una reforma estructural en estos momentos complicados, tanto política como económicamente.

“Que no plantee un orden definido me parece que generaría mucho ruido en el mercado y la percepción de inestabilidad en los agentes económicos”, agregó.

Tanto Bullard como Vergaray, coinciden en que el Indecopi ha logrado en sus casi treinta años de existencia un buen nivel de institucionalidad.

“Cuando se pretende hacer una evaluación, debemos fijarnos en el enorme conocimiento que el mismo Indecopi formó. En una reforma que involucra la raíz, podrías cortar la raíz del árbol que tú plantaste y que ahora está brindando sus frutos. Con esto no digo que no sea perfectible, hay muchas cosas que mejorar, pero no se tiene clara la forma y se percibe improvisada”, dijo Vergaray.

Por su lado Bullard, aseguró que el Indecopi es una institución reconocida por organismos internacionales y un modelo en la región.

Compartir: