La actualización del Plan Nacional de Infraestructura sigue atrasada: ¿cuáles son las expectativas del sector?

El MEF todavía no confirmó en qué fecha se publicarían las actualizaciones. Según el MEF, todo el plan tiene un avance del 19,5%.

(Foto: GEC)
Foto: GEC

El Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC) fue concebido como un documento que define la visión y objetivos del Estado para el cierre de brechas de infraestructura en el corto y mediano plazo. Se publicó en el 2019, priorizando 52 proyectos activos y en proceso de adjudicación. Hasta junio de este año tiene un avance de 19,5%, según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Una de las especificaciones del PNIC establecía que seria actualizado periódicamente. La gestión de Pedro Castillo, a través del MEF y del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), anunció que la primera actualización se publicaría en julio de este año y abarcaría la hoja de ruta a seguir hasta el 2025.

A pesar de esto, El Comercio confirmó que hasta mediados de agosto no se tenía una fecha de emisión del nuevo documento. Consultado nuevamente para este informe, el MEF no brindó novedades al respecto.

El PNIC original contempla la construcción de 52 proyectos con una inversión superior a los S/140 mil millones. Sin embargo, más de tres años después de su publicación solo 30 se encuentran en ejecución.

Hasta diciembre del 2021 solo se invirtieron S/21.783 millones en la ejecución de los proyectos adjudicados del PNIC, un avance del 37,4% de este subtotal. La inversión de S/8.242 millones se dio entre el tercer trimestre de 2019 y diciembre del 2021, es decir, durante la vigencia del PNIC actual.

Expectativas reducidas

Según especialistas consultados, la sola actualización del PNIC es un avance para el sector, pues daría cuenta de la institucionalización de una ruta para cerrar las brechas de infraestructura. Sin embargo, advierten que su sola emisión no es sinónimo de soluciones.

“Si actualizan el PNIC sería un buen mensaje para el sector. Sin embargo, eso por sí solo no ayudaría a que los proyectos se ejecuten o se prioricen. Tiene que ir de la mano con la voluntad política del Gobierno; sin embargo el Gobierno no le está dando la prioridad necesaria a la ejecución de los proyectos”, indicó Francisco Ibazeta, asociado principal del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría.

En el mismo sentido, Juan José Cárdenas, socio de Damma Legal Advisors, indicó que para que se tenga éxito en la reducción de brechas, el PNIC debe de tener una visión integral de los sectores que lo integran, pero que de momento no existe esta visión.

“Hubiera esperado que la actualización nos traiga un PNIC en el que se analice qué avances se lograron y que especifique los mecanismos para ejecutar los proyectos. Si será mediante una Asociación Público Privada, un acuerdo gobierno a gobierno, una obra pública, etc. El PNIC debería establecer esa ruta, pero no creo que ocurra porque no hay claridad en los sectores sobre cómo desarrollar los proyectos y, por el contrario, cada sector está evaluando ideas por su cuenta y avanzando a pasos muy lentos, sin mirada en conjunto”, advirtió.

De las 22 obras que siguen sin ser adjudicadas, 14 están a cargo del MTC y tienen una inversión proyectada de S/58.238 millones. Las obras restantes corresponden al Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, al Ministerio del Ambiente, Sedapal y el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe).

Para Alberto Ñecco, exdirector ejecutivo de Proinversión, una de las grandes falencias del PNIC original fue que su priorización de proyectos no tenía efecto vinculante en las entidades públicas.

“El PNIC no fue referencia sobre los proyectos a priorizar. Se pidió que tenga vinculación, pero eso incomodó a los sectores. Por ello el PNIC no tuvo instrumentos más allá de los Decretos Legislativos que emitían los Gobiernos para priorizar. Ahí fallamos”, indicó.

Sin embargo, remarcó que el Gobierno actual no enfatiza sus esfuerzos en infraestructura, por lo que ve lejana la posibilidad de que el PNIC sea vinculante.

“El Estado no tiene liderazgo en varios temas, pero en especial en infraestructura. En infraestructura más que en otros sectores esto es vital porque si no tienes liderazgo ni tienes capacidad técnica, va a ser muy difícil generar confianza y adjudicar proyectos”, sentenció.

Compartir: