Los mayores negocios de fusiones y adquisiciones de 2022

Apesar de riesgos como la alta inflación y las fuertes subidas de tipos de interés, el dinamismo que mantuvo la economía colombiana el año pasado impactó de manera positiva en el negocio de fusiones y adquisiciones de Colombia en el 2022.

Según la consultora Transactional Track Record (TTR), el número de operaciones, entre anunciadas y culminadas, cerró el año en 366, un 45 por ciento más que en el 2021. Sin embargo, el volumen conjunto que sumaron estas transacciones cedió algo de terreno, al caer un 20 por ciento, hasta 10.061 millones de dólares.

Lo que refleja el informe es que el mercado transaccional colombiano fue reduciéndose en 2022 a medida que el crecimiento económico empezó a moderarse.
Si bien en el primer trimestre del año se contabilizaron 92 transacciones por 6.245 millones de dólares, el número bajó a 66 operaciones en el segundo, llegó a 57 en el tercero y cerró el cuarto con 51 operaciones por 1.367 millones de dólares.

Para este 2023, expertos como Hernando Padilla, socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría (PPU), esperan que el mercado siga creciendo una vez digerida la tributaria y el resto de reformas. “El nivel del dólar también va a tener un impacto importante en el apetito por activos en Colombia”, señaló.

Por sectores, el de mayores operaciones en 2022 fue el de internet, software y servicios TI, con un total de 37 transacciones.

Darío Laguado, socio de Corporativo/M&A de la firma Brigard Urrutia, dice que se trata de una tendencia global que incluye transacciones en el sector de infraestructura de fibra óptica y otras redes de telecomunicaciones o data centers, así como adquisiciones de emprendimientos de fintech, proptech y foodtech, entre otras.

Los mayores negocios
Detrás de los negocios que se cerraron en 2022 de mayor valor estuvo el Grupo Aval. La mayor operación fue la escisión del 75 por ciento que Banco de Bogotá, dueño del 100 por ciento del panameño BAC Holding International (BHI), hizo en favor de sus accionistas. Esta estuvo asesorada por DLA Piper Martínez Beltrán y tuvo un valor de 2.800 millones de dólares.

En la tercera posición del listado de TTR, también aparece que Esadinco, sociedad de la familia Sarmiento Angulo, adquirió un 25 por ciento adicional en el banco por 655,47 millones de dólares, y en el séptimo lugar está la operación de Rendifín, compañía también controlada por la familia, que completó la oferta pública de adquisición (opa) sobre BAC Holding International por 362,49 millones de dólares. Con 833,58 millones de dólares, la segunda transacción que más dinero movió fue Argo Energía y Grupo Energía Bogotá, que completaron la compra de cinco líneas de transmisión en Brasil.

El cuarto mayor negocio asesorado por PPU fue la venta que BHP Group Limited hizo del 33 por ciento del capital suscrito de Cerrejón Zona Norte a Glencore Cerreon Limited por 588,00 millones de dólares. Y la quinta mayor movida fue la fusión entre Aris Gold Corporation y GCM Mining por 451,38 millones de dólares.

La familia Gilinski también está presente en los primeros puestos del ranking con varias de las movidas que hicieron el año pasado. Por ejemplo, aparece que completaron la tercera opa sobre el Grupo Sura.

Después aparecen otras transacciones: Itaú CorpBanca adquirió un 12,36 por ciento adicional en Itaú Corpbanca Colombia, CPP Investments se hizo con el 19,3 por ciento de Tiendas D1, Habi cerró la ronda serie C de 200 millones de dólares e International Holding Company adquirió un 49,9 por ciento en Lulo Bank.

De igual manera, Avianca Group International adquirió el 100 por ciento de Viva Air Group. Entre las mayores movidas también aparecen otras como la de la Alcaldía de Barranquilla, que adquirió Triple A, o la de Tül, que cerró una ronda de financiación de 181 millones de dólares. Igualmente, Macquarie Asset Management adquirirá el 50 por ciento de Quiport y Opain, y Delivery Hero vendió una participación en Rappi por 150 millones de dólares.

Destinos de inversión
Del total de transacciones de 2022, 199 fueron transfronterizas: 161 inbound, es decir, empresas extranjeras que adquirieron compañías en el país, y 38 outbound. Estas están establecidas en Colombia y adquirieron a otras en el extranjero.

Respecto a las transacciones externas (outbound), las empresas colombianas registraron 38 adquisiciones por un valor de 2.047,40 millones de dólares y eligieron como principales destinos de inversión a México (8), seguido de Brasil (7), Argentina y Estados Unidos, ambas con cuatro operaciones. Sin embargo, por importe, el mayor fue Panamá con 1.017,96 millones de dólares.

Al contrario, respecto a las adquisiciones internas (inbound) destaca que hubo 161 operaciones de empresas extranjeras que adquirieron compañías en el país por un valor total de 6.345,90 millones de dólares. Estados Unidos y España siguieron siendo los países que más apostaron por realizar adquisiciones en Colombia, con 64 y 29 operaciones, respectivamente. En tercer lugar, se ubica México (20) y en cuarto, Brasil (18).

Mejores asesores
Detrás de los mejores negocios del año, según TTR, los mejores asesores jurídicos por importe total de las transacciones realizadas fueron DLA Piper Martínez Beltrán, con 24 operaciones por valor de 4.249,77 millones de dólares. Camilo Martínez, socio director de la firma, dijo que el equipo transaccional goza de una gran reputación en Colombia y en la región y que como resultado de su compromiso con sus clientes han liderado el listado en los últimos cinco años.

Le sigue en el listado Brigard Urrutia, con 37 operaciones por 1.334,92 millones de dólares; y Posse Herrera Ruiz destaca con 21 operaciones por 737,11 millones de dólares. En cuarto lugar, aparece Gómez-Pinzón, seguido de Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría y Dentons Cárdenas & Cárdenas. Detrás están Muñoz Tamayo & Asociados, Lloreda Camacho & Co, RAD y Cuatrecasas Colombia.

Juan Felipe Vera, socio de M&A de Cuatrecasas, opinó que para este año seguramente habrá varias oportunidades en el desarrollo de proyectos de energías renovables no convencionales, infraestructura y obras públicas, además de negocios familiares o grupos tradicionalmente cerrados buscando desinvertir para diversificar su portafolio.

Compartir: